[AMA]: Sub-Comité de Contenidos – Reflexiones sobre los Cambios Operativos en la Nueva Ley de Seguros y Fianzas


Encabezado.AMA.NewEstimados Colegas,

Me es muy grato hacerles llegar el nuevo artículo producido por nuestro Sub-Comité de Contenidos. En esta ocasión, la autora es la Act. Mabel Marrón, quien nos comparte algunas reflexiones sobre los Cambios Operativos en la Nueva Ley de Seguros y Fianzas.

Aprovecho la ocasión para desearles muy felices fiestas y lo mejor para el año nuevo 2014!

Cordiales saludos.

Act. Luis Francisco Galván
Secretario

CAMBIOS OPERATIVOS EN LA NUEVA LEY DE SEGUROS Y FIANZAS

Por: Act. Mabel Marrón – diciembre 2013

El pasado 4 de abril de 2013 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se expidió la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, misma que entrará en vigor en el mes de abril de 2015.

En palabras del presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (C.N.S.F.) “el gran desafío que están viviendo las aseguradoras es adaptarse a trabajar y mejorar sus sistemas de operación con base en el concepto de administración integral de riesgos, fortaleciendo el gobierno corporativo y desarrollando una nueva cultura de revelación de información”.

Entre los principales cambios presentados en la Ley publicada se encuentran:

  • La solvencia de las compañías, y los modelos con los que se hacen los cálculos de requerimientos de capital.
  • El gobierno corporativo, las estructuras internas y las funciones de los consejeros, actuarios y administradores de riesgos.
  • Transparencia en la integración de la información y la revelación de la misma.

Si bien la Ley fue publicada en abril de 2013 y su entrada en vigor contempla setecientos treinta días naturales para la implementación de los cambios contenidos en la misma, todavía no se pueden dimensionar todos los cambios operativos y estratégicos que se deberán implementar en las compañías de seguros y fianzas debido a que la Ley secundaria (Circular Única de Seguros y Fianzas – CUSF) aún se encuentra en periodo de auscultación. Por lo anterior, es probable que se presenten cambios a la versión originalmente circulada.

El plazo considerado para que se emita la CUSF, es aproximadamente hasta el mes de noviembre del 2014, por lo que las instituciones únicamente contarán con un periodo de 6 meses para la implementación de los cambios definitivos.

Los análisis, las pruebas y las consultas están centradas en la información financiera de las instituciones para el ajuste y las pruebas del modelo estándar que se publicará en la CUSF, los resultados sobre requerimientos de capital y constitución de las reservas técnicas, en resumen los efectos financieros de los cambios.

Sin embargo para poder generar los nuevos reportes, la información, estadísticas y datos que se deberán incluir en el modelo, que se ajusten a la operación de cada institución y reflejen los requerimientos de acuerdo a sus riesgos, controles, políticas y procedimientos, se deberán hacer modificaciones a los sistemas con los que actualmente trabajan las compañías; estas modificaciones no serán triviales por lo que deberá considerarse el tiempo de desarrollo que conlleven, así como los recursos económicos y humanos.

Adicionalmente, a los cambios internos en los sistemas para la generación de la información para los modelos, se deberán adecuar los reportes que actualmente se generan para cumplir con la legislación vigente, ya que estos también sufrirán cambios. Un ejemplo de esto es la sustitución del Sistema Integral de Información Financiera (SIIF), por una serie de archivos para el envío de la información, que para que se envíen de forma automática y se eviten errores manuales, se deberán implementar de forma adecuada.

Existen cambios importantes que consideran la revelación de las comisiones y los costos de venta en las condiciones generales y carátula de la póliza. Además de representar un cambio importante en el sistema, generará costos adicionales ya que se deberá considerar papelería por cada canal y cambios en los costos a revelar, que además podría desmotivar la venta del seguro.

Otro ejemplo sobre los cambios operativos, adicional a los cambios financieros y que tiene gran impacto, es la obligatoriedad de publicar en medios electrónicos las condiciones de todos los productos registrados aun cuando estos no sean comercializados. Lo anterior pudiera generar confusión al asegurado y en cierta medida obligará a las compañías a comercializar productos que por estrategia corporativa se mantengan registrados y no se comercialicen.

En los seguros de daños, se establecen tiempos específicos para la atención de los siniestros, reparación en los casos procedentes y pago a proveedores, sin importar los convenios que cada institución tenga con sus proveedores. Parte de la buena o mala gestión de las áreas de convenios de cada compañía aseguradora se elimina a través de este cambio, pues impide que las instituciones mantengan ventajas competitivas de servicio que pueden ofrecer a los asegurados y que sean punto focal para la toma de decisión al momento de contratación.

En conclusión, las compañías aseguradoras deben considerar lo antes posible todos estos cambios operativos y comenzar los ajustes necesarios dentro de sus organizaciones, empezando por los sistemas, el personal y su capacitación, en paralelo a los estudios y pruebas que el sector está realizando sobre el modelo estándar y los efectos financieros de los cambios.

Reconocer y hacer frente a los retos que traen los cambios a la legislación ayudará a desarrollar los sistemas y modelos de operación que permitan:

  • Establecer los niveles de Solvencia de acuerdo a cada compañía (y no un promedio generalizado).
  • Gestionar de forma robusta los riesgos adquiridos.
  • Revelar información financiera confiable de cada institución para establecer valores correctos de mercado.
  • Buscar un equilibrio entre solvencia y rentabilidad que no impacte en los precios y que permita el desarrollo del sector.

Nota:  Las opiniones, contenido  y puntos de vista expresados por el autor en el presente artículo, no necesariamente reflejan la posición de la Asociación Mexicana de Actuarios, A.C.

 

Esta entrada fue publicada en 1.4. Sugerencias, 2.0. Referencias documentales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s